Tradúcete | 26 Octubre 2015

¿Por qué traducir su página web?

Traducción de páginas web

Actualmente, gracias a Internet, las páginas web se han convertido en el mejor escaparate de nuestro negocio. Un lugar al que los clientes pueden acceder desde cualquier sitio y a cualquier hora para tener acceso a nuestro producto o servicio.

Esto hace que sea muy importante que la página web esté actualizada y refleje a la perfección la imagen que queremos que los clientes tengan de nuestra empresa, porque, en muchas ocasiones, la primera imagen que el cliente tendrá del negocio, será la que la página web le proporcione.

Además, las páginas web se pueden consultar desde cualquier lugar, ¿quién sabe si hay alguien en Londres o Pekín que podría estar interesado en nuestro producto? Pero, ¿y si esta persona no entiende español? Aunque pueda parecer extraño, es una situación habitual; todos hemos buscado un producto o una información determinada en Internet y hemos terminado en una página web escrita en inglés o en cualquier otro idioma que no entendíamos. Esta situación dificulta que el cliente pueda sentirse atraído por el producto y puede hacer que perdamos un posible cliente. De ahí la importancia de traducir la página web a otros idiomas.

¿Todavía no ha traducido su página web?

Traducir la página web es hacer que nuestro escaparate tenga visibilidad en otros países,  es abrirle la puerta a nuevos clientes y a nuevas oportunidades de negocio.

Traduciendo su página web a otros idiomas conseguirá posicionar su producto en otros mercados y, de este modo, podrá hacer desaparecer la barrera lingüística que le separa de potenciales clientes.

Pero traducir una web no es solo buscar las palabras equivalentes en otro idioma, implica saber cómo hay que presentar un producto para que resulte atractivo a los clientes, utilizar expresiones que los clientes puedan identificar, lograr reflejar el carácter y la imagen de la empresa en otra cultura. Además, también es importante evitar expresiones y nombres propios que puedan tener ciertas connotaciones negativas que puedan perjudicar la imagen de nuestro producto en otros países.

Para conseguir todo esto es importante dejar la traducción en manos de traductores profesionales y con experiencia, solo así conseguirá que los clientes se sientan atraídos por su producto y que la página web les infunda la confianza necesaria para que decidan adquirirlo.

Si está pensando en traducir su página web, póngase en contacto con nosotros y estaremos encantados de orientarle y de facilitarle un presupuesto sin compromiso.

Comparte en tus redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *