Tradúcete | 28 octubre 2015

Palabras intraducibles

 

Palabras intraducibles

Los idiomas son la forma en la que se expresa una cultura, sus tradiciones y su forma de entender el mundo. Por eso, hay conceptos que solamente existen en una cultura y en su idioma y, por tanto, es difícil encontrar un equivalente en otros idiomas. Estas palabras suponen un auténtico reto para los traductores, que tienen que encontrar la forma de expresar más precisa posible el significado de estas expresiones.

Éstas son algunas de las palabras que seguro que han dejado más de una noche en vela a algún traductor:

Cafuné (portugués, Brasil): esta bonita palabra le pone nombre a la acción de peinar a alguien suavemente con los dedos.

Ilunga (Tschiluba, República Democrática del Congo): esta palabra está considerada como una de la más difíciles de traducir, y no es para menos. Se refiere a una persona que puede perdonar una ofensa la primera vez, tolerarla la segunda pero ni perdonarla ni tolerarla una tercera vez.

Ohrwurm (alemán): ¿quién no se ha levantado un día tarareando una canción y se ha pasado todo el día sin poder parar de cantarla? A esto, en alemán, se le llama ohrwurm.

L’appel du vide (francés): parece que los franceses hay momentos en los que sienten la necesidad de saltar desde lugares altos y a eso lo llaman l’appel du vide, aunque también se puede referir a esos momentos en los que nos apetecen emociones fuertes.

Gumusservi (turco): seguro que gracias a su significado podría convertirse en la palabra preferida de muchas personas y es que le pone nombre al reflejo de la luna llena sobre el agua.

Plimpplampplettere (holandés): todos hemos lanzado una piedra a un río o a un lago y hemos intentado que rebotara sobre el agua (una veces lo hemos conseguido y la mayoría no). Pues parece que los holandeses son bastante aficionados y hasta le han puesto este bonito nombre.

Shemomedjamo (georgiano): literalmente significa “me lo he comido todo sin querer” y se utiliza cuando nos atiborramos a comida y aunque, estemos llenos, no paramos de comer hasta dejar el plato vacío.

Tartle (escocés): con esta palabra se hace referencia a ese momento incómodo en el que tenemos que presentar a alguien pero nos hemos olvidado de su nombre.

Duende (español): no todo iban a ser palabras en otros idiomas… ¿Cómo se podría traducir a otros idiomas ese encanto o atractivo misterioso y especial?

Comparte en tus redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Un comentario en “Palabras intraducibles

  • 18 noviembre, 2015 at 7:07 pm
    Permalink

    Es verdad que hay palabras complicadas de traducir, pero más que intraducible, yo diría que no se pueden traducir con una sola palabra para reproducir todos los matices.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *