Tradúcete | 2 Febrero 2016

La importancia del idioma para hacer negocios en Rusia

Negocios en Rusia

Los negocios en Rusia son una buena vía para el crecimiento y expansión empresarial. Sin embargo, los acuerdos con empresas rusas requieren un conocimiento en profundidad de su idioma o la colaboración junto a un equipo de traductores nativos.

El idioma es, en la mayoría de los casos, uno de los impedimentos para introducirse en el mercado ruso. Los negocios requieren de la compresión total de la situación y el acceso a las principales fuentes de información del país, las cuales están  disponibles únicamente en ruso. Además, en muchos de los sectores comerciales del país, el nivel de inglés es mínimo. Por ello, es indispensable contar con los servicios de una agencia de traducción de ruso, preferiblemente con traductores nativos.

Diferentes expertos en comercio internacional y relaciones comerciales con Rusia, coinciden en afirmar que la mejor opción para hacer negocios allí es contar con la ayuda de un intérprete con experiencia. Para asegurarnos el éxito del proyecto, el  intérprete debe conocer el idioma, y estar también familiarizado con la cultura empresarial tanto de Rusia como de España.

Consejos para realizar negocios en Rusia

  • Los empresarios rusos no tienden a ceder en las negociaciones. Por ello, la paciencia y la preparación previa del acuerdo serán los puntos claves para conseguir los objetivos.
  • Las empresas rusas buscan, ante todo, la rentabilidad del acuerdo empresarial. Si el producto no tiene éxito en Rusia, los empresarios rusos tienden a perder interés por el mismo.
  • El éxito del proyecto reside, en cierta medida, en contar con un socio local y con proveedores de servicios auxiliares como son los agentes de aduanas o los transportistas. Estos aspectos otorgan control y competitividad.
  • La puntualidad en Rusia es un aspecto que se valora mucho. A la hora de las reuniones con empresarios rusos, se debe procurar llegar a tiempo así como confirmar la celebración de las mismas con antelación.
  • Para acabar de rematar el buen hacer de la reunión, no está de más intercambiar tarjetas de visita. Será un punto a favor si por una de las caras de la tarjeta incluimos todos los datos escritos en ruso. En estos casos, el equipo de traducción de idiomas se encargará de plasmar la información.
  • Está bien visto acudir a una reunión junto a un traductor, para que nos ayude en la fase de traducción e interpretación de los términos del contrato.
Comparte en tus redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *