Tradúcete | 19 Abril 2016

Por qué una empresa importante no puede confiar en un traductor como el de Google

Por qué una empresa importante no puede confiar en un traductor como el de Google

Las empresas de gran tamaño y prestigio pueden llegar a perder su valía y reputación simplemente por el hecho de utilizar el traductor de Google. Estas compañías se benefician de grandes acuerdos con otras empresas, muchas de las cuales poseen un alto reconocimiento a nivel internacional. En estas relaciones comerciales prima la redacción y firma de acuerdos o documentos que deberán estar escritos en el idioma materno de ambas partes. Es decir, es más que probable que los textos tengan que ser traducidos a un idioma extranjero cuando se trata de empresas importantes debido a su expansión e internacionalización.

En estos casos, los contactos mediante textos escritos o discursos deben dejarse en manos de traductores profesionales. La redacción es una parte vital para llegar a acuerdos con otras empresas y para reflejar la profesionalidad del propio negocio. Por ello, los documentos o contratos deberán estar escritos perfectamente, sin errores de interpretación y utilizando un lenguaje técnico. En este sentido, los traductores online como es el de Google traducen cada frase al pie de la letra, sin dar sentido a la relación de palabras o sin relacionarlas con las expresiones típicas de cada idioma.

Desde el propio servicio de prensa de Google reconocen que la traducción automática es un sistema de gran complejidad ya que el sentido de las palabras depende del contexto en que se produzcan. Este hecho es solventado rápida y eficazmente con la contratación de un equipo de traductores nativos, quienes analizarán el contexto y buscarán referencias lingüísticas entre un idioma y otro.

Un ejemplo de los errores de traducción de Google se remonta al años 2010 cuando este sistema tradujo “USA is to blame, Russia is to blame, Obama is to blame, Medvédev is to blame” (todos son culpables) como: “Estados Unidos no tiene la culpa, Rusia tiene la culpa, Obama no es culpable, Medvédev es culpable”.

Traductores de cabecera: indispensables en una empresa con negocios en el exterior

El correcto manejo de un idioma requiere la compresión plena de cada palabra y de cada frase, entendiendo tanto el lenguaje coloquial como formal. Muchos pueden saber “chapurrear” un idioma pero pocos, los nativos, saben comunicarse eficazmente. En el mundo de los negocios, es fundamental la compresión y el establecimiento de una comunicación directa y clara. Un pequeño fallo por temas de traducción puede dar por finalizado un acuerdo.

Para garantizar la continuidad del negocio o el crecimiento internacional, los traductores de cabecera son la mejor baza. Traducirán al detalle y expresaran exactamente lo que deseamos en cualquier contacto con otras empresas o clientes.

Comparte en tus redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *