Tradúcete | 3 mayo 2016

6 Consejos de traductores a la hora de aprender un idioma

6 Consejos de traductores a la hora de aprender un idioma

Muchas versiones de cómo aprender un nuevo idioma apuntan a que la mejor manera es viajar al extranjero. Vivir durante un tiempo, seis meses como mínimo, en otro país nos ayudará a comprender y familiarizarnos con su idioma oficial. Esa situación nos obliga a utilizar la lengua extranjera si queremos comunicarnos con el resto de personas, ya que allí tendremos dificultades de encontrar a alguien que hable nuestro idioma. Es más, los estudios y estadísticas verifican esta versión.

Sin embargo, no es la única alternativa para aprender un idioma. Los traductores profesionales tienen las claves para dominar y manejar una lengua extranjera sin necesidad de moverse del país de origen. Los consejos ofrecidos por un grupo de traductores de cabecera los recogemos a continuación.

  1. Ser realista

Los traductores profesionales recomiendan establecerse metas que se puedan alcanzar. Cada uno conoce sus propias limitaciones y, en base a ello, sabrá donde tiene que esforzarse más o dónde conseguirá mejores resultados.

  1. Estudiar un idioma como estilo de vida

El éxito en el aprendizaje de un idioma es convertirlo en un hábito, que se practica en cualquier momento e independientemente de las circunstancias.

  1. Ayudarse de la tecnología

Los traductores aconsejan cambiar el idioma de los dispositivos electrónicos. Esto ayuda a conocer nuevos conceptos y a familiarizarse con ellos. También recomienda usar plataformas online de aprendizaje de idiomas.

  1. Aprender un idioma con la mente puesta en nuevas experiencias

Será más exitoso el aprendizaje cuando se tenga presente que los nuevos idiomas abrirán puertas a nuevas experiencias y oportunidades.

  1. No tener miedo a equivocarse

Uno de los principales fracasos a la hora de aprender un nuevo idioma, es tener vergüenza o temor a cometer faltas gramaticales o de pronunciación. La mejor forma de soltarse es practicar el idioma de forma constante, interactuar con otras personas y comprobar de primera mano que los demás tienen el mismo nivel que nosotros o, incluso, más bajo y que nadie se ríe por intentarlo.

  1. Hablar el idioma extranjero en todo momento

Cuánto más se utiliza un idioma, más se acostumbra el cerebro a él y cada vez será más fácil pensar y hablar en esa lengua extranjera.

Comparte en tus redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *