Tradúcete | 8 abril 2016

Las dos figuras clave en los negocios internacionales

Las dos figuras clave en los negocios internacionales

La internacionalización de un negocio es la estrategia de crecimiento empresarial más efectiva. Normalmente, son las empresas españolas las que buscan operar fuera de nuestras fronteras. Por ello, se preparan antes de dar el salto. Son conscientes de la importancia de entablar relaciones comunicativas con las empresas y clientes internacionales. Sin embargo, estas entidades o figuras extranjeras pueden llegar a nosotros en cualquier momento.

España recibe miles de turistas a lo largo de todo el año, especialmente en verano, por lo que no es de extrañar que alguno entre en nuestra tienda, física u online, y compre nuestros productos o servicios. De igual manera, una empresa, sea del área que sea, se planteará como estrategia para crecer, la expansión a otros países. En ambos casos, es importante tener una comunicación fluida en lengua extranjera, lo que requiere indudablemente una traducción mediante un equipo de traductores profesionales.

A su vez, la internacionalización de una empresa exige la redacción de documentos y contratos perfectamente entendibles y legales. En estos casos, es de vital importancia acudir a abogados. Son las figuras que mejor conocen los términos legales de cada país y de cada sector empresarial, evitando, de esta forma, que las empresas cometan ciertos delitos cuando van a expandir su negocio.

El papel de los abogados en la internacionalización

El rol de los abogados es cada vez más clave dentro de la administración de un negocio que busca internacionalizarse debido a las complejidades y diferencias jurídicas que existen entre los Estados. Por ello, no es suficiente solo con conocer nuestro nicho de mercado y la funcionalidad de un negocio sino que también juega un papel importante el derecho de los negocios.

El papel de los traductores nativos en la internacionalización

En toda relación comercial es necesaria la creación de contratos y/o documentos donde se recojan las bases legales de lo acordado. La decisión en los acuerdos corre a cuenta de la propia empresa junto a su abogado, pero la comprensión y redacción de cada uno de los puntos es tarea de los traductores de cabecera. Estos profesionales no se limitan a traducir palabra por palabra sino que le dan sentido a lo expresado.

Asimismo, a la hora de la redacción el equipo de traductores nativos expresa las ideas en relación al contexto, la cultura, los entornos económicos y los sistemas jurídicos comentados por los abogados. Los traductores profesionales son capaces de traducir y redactar contratos, cartas y correos electrónicos, ofertas y presupuestos, documentación para concursos, material promocional, etc.

Comparte en tus redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *